Plumas estilográficas

La primera pluma estilográfica

Desde mediados del siglo XX, en algunos lugares de Alemania no ha cambiado el hecho de que los niños y las niñas, ya en la escuela primaria, aprenden a escribir con una pluma estilográfica. Transferir algo al papel con una pluma estilográfica requiere cierto arte que primero debe aprenderse. El niño o la niña aprende cuánta presión debe ejercerse para que la tinta fluya y con cuánta fuerza se daña la pluma. Una vez que los pequeños y las pequeñas superan la fase de prueba, pueden dejar la pluma de aprendizaje y utilizar una estilográfica normal. En la edad adulta, existe la posibilidad de que usted adquiera una pluma para adultos, ya que tomar notas con este instrumento de escritura es algo muy especial y sofisticado. En estos tiempos ya no es tan normal que una tarjeta esté escrita a mano. No en la era digital, en la que Internet permite crear tarjetas postales con motivos personales que recorren su camino hasta el buzón de correo electrónico del destinatario. Utilizar la letra de uno mismo para comunicar algo personal muestra a la persona obsequiada que la persona que escribe se ha tomado su tiempo y que está allí con sus emociones. Además, algo escrito a mano, sobre todo con una pluma estilográfica, es incluso casi una rareza hoy en día.

Plumas estilográficas de calidad: no para la mano, sino para la vista

En la actualidad, los documentos importantes como, por ejemplo, los contratos se siguen firmando con una pluma estilográfica. Por eso, no sorprende que muchos fabricantes lancen ediciones de coleccionista e incluso plumas de lujo. Algunos fabricantes de plumas estilográficas de este tipo son Montblanc, Faber-Castell, Pelikan, Waterman y Parker. Si se desea obtener buenos réditos de las piezas de coleccionista, el instrumento de escritura nunca debe haberse desempaquetado ni utilizado. Como para la mayoría de coleccionistas, si no todos, precisamente son los objetos intactos los más apreciados. Si, por ejemplo, lee "Intacto, en caja, papeles" significa que la pluma estilográfica está nueva y sin usar, y que aún se encuentra en su embalaje original junto con el certificado de autenticidad. Para una edición limitada, esto vendría a ser el sello de calidad.

Los materiales mandan

Que una pluma estilográfica se convierta en un objeto muy buscado por coleccionistas depende de varios factores. Uno de ellos es el procesamiento de materiales selectos en combinación con el diseño exclusivo y una minuciosa fabricación. A este respecto, de la colección Graf von Faber-Castell hay que destacar la "Pluma del año 2004", más conocida como la pluma estilográfica Ámbar entre los entendidos. El origen de este nombre se encuentra en los múltiples anillos de ámbar pulido que componen el cuerpo. También la "Pluma del año 2007" del mismo fabricante está muy solicitada, ya que, en cierto sentido, esta pluma estilográfica es un fósil de escritura: el cuerpo de este instrumento de escritura está hecho de madera petrificada. La marca Montblanc posee muchas ediciones especiales que rinden homenaje, por ejemplo, a personalidades famosas. Una de estas plumas estilográficas de Montblanc es la perteneciente a la edición Oscar Wilde, en la que se combinó resina noble veteada con detalles de plata bañados en oro. Naturalmente no puede faltar la firma del escritor en la estilográfica.

Coleccionar plumas estilográficas, toda una pasión

En Alemania, el furor por las plumas estilográficas históricas no llegó hasta la década de los ochenta, mientras que en los EE. UU. existe una enorme tradición de coleccionar estas plumas. En este sentido, los intereses de los distintos coleccionistas van por caminos distintos la mayoría de las veces. Mientras que unos solamente desean tener instrumentos de escritura de décadas determinadas, otros prefieren reunir carcasas de los distintos materiales. Los siguientes ansían coleccionar los desarrollos técnicos, por ejemplo, de los distintos sistemas de llenado. La más difundida es la pasión por coleccionar las ediciones limitadas de las plumas estilográficas. Sin embargo, estos modelos no siempre garantizan unos buenos réditos. Un criterio, entre otros, es la cantidad de ejemplares. Cuantos menos ejemplares se lancen, más probable será que el precio aumente con los años. Además, el diseño también es importante, junto con los materiales utilizados, como se ha mencionado más arriba.

Amplia gama de plumas estilográficas en Wunderkammershop

En nuestra tienda en línea podrá percibir nuestra pasión por coleccionar plumas estilográficas históricas. Tenemos instrumentos de escritura de distintos fabricantes y distintos sistemas de llenado. Naturalmente también encontrará variedad de accesorios para las plumas.

Si no encuentra la pluma estilográfica de su interés o si busca un modelo en concreto, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

Hay 46 productos.

Mostrando 1-38 de 46 artículo(s)

Filtros activos